Alberto Fernández: “El viernes empieza la guerra contra la inflación en la Argentina”

Mientras más de dos millones de personas (mujeres y niños en su inmensa mayoría) en condición de refugiados impuesta por el delirio genocida del presidente de RUSIA huyen como pueden hacia otros países europeos de la guerra espantosa que lleva 17 días sembrando de destrucción y muerte a UCRANIA, caminando “con lo puesto” y ayudados por el EJÉRCITO de POLONIA y miles de voluntarios de diversos países llegados a la frontera UCRANIO – POLACA por sus propios medios para asistir humanamente en tal drama, quien (preside) el (des) gobierno argentino ha decidido anunciar con 72 hs de anticipación en uno de sus tantos diskursos lamentables, inútiles, embusteros y ficticios “declararle la guerra” a la inflación en el país. Inflación que  – como realidad endémico económica – lleva más de 70 años instalada en la economía nacional y – por cierto – no parece “tener ganas” de irse, ni mucho menos parece conmovida en absoluto porque el (des) gobierno argentino le declare la guerra, ó tiroteo, ó le descargue una húmeda ráfaga de pirotecnia festiva propia de festejos de año nuevo.

Cuál es la gracia, (preside/ente) /omitimos el tratamiento de “Sr.”, porque NO lo merece/ que encuentra Ud. en jugar con la palabra “guerra”, cuando 48 horas antes de que RUSIA desatara la carnicería humana que está llevando adelante en estos mismos momentos, Ud. le dijera al premier ruso que le “abría las puertas de la ARGENTINA para que fuese -nuestro país… ó los pedazos de país que UD. está dejando de él mientras sus socios y kómplices siguen llevándose “a cuatro manos” lo que queda por robar…) “la vía de entrada de RUSIA a AMÉRICA LATINA, hablando en nombre -. no en el mío ciertamente – de 44 millones de ciudadanos argentinos a los que Ud. representa, lamentablemente por cierto…

Le causa gracia hablar de “guerra” por lo visto.

Por qué no lo hizo cuando comenzaban a volar por los aires pedazos de carne humana en las ciudades ucranianas?

Tal vez porque estaba rezando y ayunando? ó porque tiene previsto ofrecerse como voluntario para ir a ayudar a miles de seres humanos y buenos cristianos que tratan de imponer la paz, extendiendo su mano a dos millones (2 millones… son muchos votos no es verdad FERNÁNDEZ?) ayudando a cuantos pueden y como pueden, mientras los líderes del mundo con poder “esperan a que mueran” la cantidad estipulada por la realpolitik versión 3.0 / 2022 para intervenir; otros mandan ayunar y rezar un poquito… y la humanidad entera asiste azorada a la inacción propia de los cobardes… o la complacencia con bendición de quienes en sus años mozos coquetearon con la muerte, como le gusta hacerlo al premier ruso.

San Juan Pablo II, que – no me cabe duda – ya estaría instalado en KIEV celebrando la S. Misa en la plaza principal desde el primer día del conflicto / “escalada bélica” como la llamó el payasesco kanciller de su (des) gobierno, interceda ante Dios para que ponga fin a esta masacre de escala mundial. Alguien santo, entero, hombre y con autoridad moral e integridad de vida debería ponerse de pie y mirando a los ojos al genocida ruso, ordenarle detener su guerra de inmediato, y confiando en la Providencia Divina, esperar que la orden sea cumplida.

Pero, para eso, hace falta tener lo que Ud. no tiene. Lo que – está claro y por lo visto- muchos jefes de estado no tienen.

Me da vergüenza ser argentino, FERNÁNDEZ. Por Ud; por su “otra FERNÁNDEZ que lo “vice preside”, y por muchos otros argentinos más.

 

…y no venga con “el cuentito” de la neutralidad famoso, FERNÁNDEZ: en el campo, cuando yo era chico, a “esas neutralidades” las llamábamos por su nombre, sin vueltas ni eufemismos de género inclusivo: se le decía COBARDÍA. Sea quien fuere el jefe de Estado del que estemos hablando.

JM.- MdH.

Por

RADIOSAG es una radio emisora online, católica, laica, NO COMERCIAL, comunitaria y de servicio, que emite su señal AL AIRE las 24 hs del día, todos los días del año. Su programación consiste en la emisión de programas de su propia producción y realización, y de la retransmisión (en vivo/en diferido) de programas de diversas emisoras, sitios web y sitios de redes sociales a las que se les ha solicitado previamente AUTORIZACIÓN para tomar sus emisiones y/ó señal, y/ó se mantiene con ellas CONVENIO de mutua cooperación para compartir contenidos. No existe ningún fin, ánimo ni propósito de lucro. No se perciben ganancias. Es una iniciativa gratuita y donativa, con un propósito evangelizador, de inspiración humanista cristiana. Ante cualquier duda, consulta ó inquietud, favor de hacérnoslo saber a difusionradiosag@gmail.com