¿Qué haces para la felicidad de los tuyos? ¡“Sencillo y gran secreto” de Jesús para tu felicidad!

¡“Sencillo y gran secreto” de Jesús para tu felicidad! Homilía – Monseñor Han Lim Moon. 5to Domingo de Pascua, ciclo B –2/5/2021 (San Juan 15, 1-8) @mons.hanlimmoon

Homilía – Monseñor Han Lim Moon

5to Domingo de Pascua – Ciclo B – 2/5/2021

(San Juan 15, 1-8)

¿Qué es lo que más deseas para tus hijos, nietos, amigos, alumnos y seres queridos? Seguramente que sean felices teniendo éxito y con mucho fruto. Y para eso, dentro de tus posibilidades, con gusto les brindas la mejor ayuda: orientación, ánimo, aporte económico, etc.

Una advertencia y un fundamento para dar mucho fruto

En el evangelio de hoy, Jesús expresa su deseo de que demos frutos abundantes, que son todas sus obras maravillosas de amor en y a través de nosotros, para la gloria de Dios Padre. Y para que participemos con entusiasmo en su gloria, Jesús hoy nos señala una advertencia, un fundamento y dos secretos importantes.

En cuanto a la advertencia dice: “así como el sarmiento no puede dar fruto si no permanece en la vid, tampoco ustedes, si no permanecen en mí…porque separados de mí nada pueden hacer” (vv. 4-5). Aquí, Jesús, nos aclara que no podemos dar ningún fruto si no trabajamos íntimamente unidos a Él, y no para nuestra gloria sino para la gloria del Padre.

         Para el fundamento Jesús expresa: “el que permanece en mí, y yo en él, da mucho fruto” (v 5). Es decir, se necesita la comunión perseverante que se logra por medio de nuestra fe en Él. En una palabra, sólo cuando se da una fluida comunicación con Él, recibiendo la savia de su gracia, produciremos mucho fruto.

De los secretos: poda e intercesión

Y los dos secretos importantes, ¿cuáles son?

El primero es la poda. Esta práctica en la vid consiste en cortar las ramas secundarias, para que toda la fuerza de la savia se concentre en las principales para producir frutos buenos y abundantes. Ahora bien, esta “poda” aplicada a nosotros sería abstenernos de los intereses secundarios. Y así concentrar toda nuestra energía y tiempo para el anuncio de la Buena Noticia del amor de Dios a todos los hombres y para su crecimiento en la fe y en el amor.

Entonces, en concreto, ¿cómo es la poda en la vida de fe?

Esta poda normalmente proviene de nuestras opciones de vida. Por ejemplo, si una persona se casa y tiene hijos tendrá una gran felicidad, propia de los esposos y padres. Pero para ello, será necesario abstenerse de otras cosas secundarias aunque buenas. También la poda puede provenir de la cruz que Dios permite, como pérdida de trabajo, accidentes, enfermedades, muerte de un ser querido. El fruto de estas podas dolorosas frecuentemente se conoce después de un tiempo de haberlas vivido.

El segundo secreto es la oración de intercesión al Padre. Por eso Jesús dice: “si ustedes permanecen en mi…pidan lo que quieran y lo obtendrán” (v.7). Es decir, si estamos en plena comunión con Jesús y le agradamos cumpliendo su mandamiento de amor (cf. 1 Juan 3,22), sólo por interceder con fe, el Señor nos promete que realizará grandes maravillas para dar frutos de amor a su debido tiempo (cf. San Juan 14, 10.13; 16,23; San Marcos 11,24-25) y para la gloria del Padre. Tenemos el ejemplo de Moisés, quien intercedió levantando los brazos a Dios para el triunfo de su pueblo.

Ahora, ¿cómo podemos hacer para que nuestras peticiones sean aún más eficaces? ¡Jesús pide hacerlas en su nombre! (cf. San Juan 15,16; 16,23-26), por eso los cristianos intercedemos al Padre diciendo: “te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor”.


Querido amigo y querida amiga, como cristianos ¡es impensable vivir separados de nuestro Señor! Como dice San Pablo: Si vivimos, vivimos para el Señor, y si morimos, morimos para el Señor: tanto en la vida como en la muerte, pertenecemos al Señor” (Romanos 14,8).

Entonces, ¡seremos muy felices dando frutos abundantes para la gloria de Dios Padre! Amén.

¿Quieres ver el video de la homilía?  Haz clik aquí

Por

RADIOSAG es una radio emisora online, católica, laica, NO COMERCIAL, comunitaria y de servicio, que emite su señal AL AIRE las 24 hs del día, todos los días del año. Su programación consiste en la emisión de programas de su propia producción y realización, y de la retransmisión (en vivo/en diferido) de programas de diversas emisoras, sitios web y sitios de redes sociales a las que se les ha solicitado previamente AUTORIZACIÓN para tomar sus emisiones y/ó señal, y/ó se mantiene con ellas CONVENIO de mutua cooperación en cuanto a compartir contenidos. No existe ningún fin, ánimo ni propósito de lucro. No se perciben ganancias. Es una iniciativa gratuita y donativa, con un propósito evangelizador, de inspiración humanista cristiana.