¿Cómo vences al demonio y las tentaciones? ¡Verás que no es tan difícil! Homilía – Monseñor Han Lim Moon 1er Domingo de Cuaresma – Ciclo B – 21/2/2021 (San Marcos 1,12-15)

https://hanlimmoon.blogspot.com/ RADIOSAG

        Cuando me enteré de que el Papa Francisco me nombró como obispo coadjutor de la diócesis de Venado Tuerto, ¿sabes qué hice? Comencé a averiguar detalles de la diócesis: la ubicación exacta, número de habitantes, parroquias, distancias, etc. Luego, comencé a prepararme exterior e interiormente para la nueva misión. Y tú, si inicias un nuevo trabajo, carrera, un viaje, una misión, etc. ¿No harías algo parecido? ¡Evidentemente que sí!

¿Cuál es el sentido de la tentación de Jesús en San Marcos?
        En el evangelio de hoy, Jesús fue impulsado por el Espíritu Santo al desierto durante cuarenta días para prepararse para su misión de instaurar el Reino de Dios.
¿Para qué fue al desierto? Allí, Jesús estuvo orando al Padre y también fue tentado por Satanás, el jefe de los demonios. Porque para el pueblo de Israel, por su historia (cf. Números cap. 14 / Oseas 2, 16), el desierto era, por un lado, el lugar especial del encuentro a solas con Dios y, por otro, el lugar de la tentación.
        Ahora, a diferencia de otros evangelios, Marcos no describe los detalles de la tentación, simplemente hace una mención. A continuación dice que Jesús vivía entre las fieras y los ángeles lo servían. De esta manera sintética, Marcos presenta a Jesús como el Nuevo Adán que triunfa sobre Satanás, el gran tentador, recuperando la armonía que el primer Adán había perdido por el pecado original.
        Este primer triunfo de Jesús sobre Satanás es particularmente importante porque significa que ya desde el comienzo, Jesús inicia su ministerio público como triunfador atando al fuerte, dominándolo, siendo Él, el más fuerte (cf. San Marcos 3,27). Por esa razón, cuando Él anuncia la Buena Noticia del Reino de Dios a los hombres, los demonios le temen diciendo: “viniste para destruirnos … ya sabemos quién eres” (cf. San Marcos 1, 24).
¡Jesús nos invita a su cuaresma!
        A través del Evangelio de hoy, Jesús nos invita e impulsa por su Espíritu Santo a entrar con Él al desierto interior de nuestro corazón, para encontrarnos con Dios a solas y también vencer las tentaciones del demonio en la vida cotidiana durante estos cuarenta.
        ¿Y cuál es el medio más importante para vencer las tentaciones del demonio? Estar con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Así como no pueden convivir las tinieblas con la luz, el demonio no puede convivir con Dios, por lo tanto, si estamos con Dios tampoco puede dañarnos. Sobre otros medios tradicionales para participar en la cuaresma de Jesús, como el ayuno, la lectura de la palabra y la oración, puedes encontrar en mis homilías anteriores (cf. YouTube: han lim moon- “Homilías cuaresma”).
        Ahora, para que la vida de Jesús se haga realidad en tu vida, te propongo que dediques todos los días un tiempo exclusivo con Él, el Vencedor de Satanás, para entrar con Él a tu desierto interior y estar a solas con Dios Trino. Y así también vencerás las tentaciones y contarás con la ayuda de sus ángeles. Y tendrás una gran paz y armonía interior.
        Entonces, querido amigo, querida amiga ¡no olvides planificar tus días, un lugar acogedor ya una hora serena, para entrar en tu desierto interior con Jesús! Verás que, semana a semana y casi sin darte cuenta, Él mismo te conducirá hasta llegar a la transfiguración maravillosa con Él. Amén.

Por

RADIOSAG es una radio emisora online, católica, laica, NO COMERCIAL, comunitaria y de servicio, que emite su señal AL AIRE las 24 hs del día, todos los días del año. Su programación consiste en la emisión de programas de su propia producción y realización, y de la retransmisión (en vivo/en diferido) de programas de diversas emisoras, sitios web y sitios de redes sociales a las que se les ha solicitado previamente AUTORIZACIÓN para tomar sus emisiones y/ó señal, y/ó se mantiene con ellas CONVENIO de mutua cooperación en cuanto a compartir contenidos. No existe ningún fin, ánimo ni propósito de lucro. No se perciben ganancias. Es una iniciativa gratuita y donativa, con un propósito evangelizador, de inspiración humanista cristiana.