Cristo que nos llama a la conversión del espíritu

¿Qué esfuerzo he hecho para que Cristo sea el centro de mi vida? 
Por: P. Cipriano Sánchez LC | Fuente: Catholic.net

La experiencia de buscar convertir nuestro corazón a Dios, que es a lo que nos invita
 constantemente la Cuaresma, nace necesariamente de la experiencia que nosotros tengamos de Dios nuestro Señor. La experiencia del retorno a Dios, la experiencia de un corazón que se vuelve otra vez a nuestro Señor nace de un corazón que experimenta auténticamente a Dios. No puede nacer de un corazón que simplemente contempla sus pecados, ni del que simplemente ve el mal que ha hecho; tiene que nacer de un corazón que descubre la presencia misteriosa de Dios en la propia vida.

Durante la Cuaresma muchas veces escuchamos: “tienes que hacer sacrificios”. Pero la pregunta fundamental sería si estás experimentando más a Dios nuestro Señor, si te estás acercando más a Él.

Por